PUES VA SER QUE SOY HUMANA!!!

Venga va! Lo reconozco!!  A veces me creo que soy uno de lo Vengadores, una súper heroína  hiperactiva. No paro, pero no paro ni física ni mentalmente. Soy de esas que se motivan con cualquier cosa…una mente inquieta dirían algunos, una soñadora, quizás.

Pues imaginaros si de repente te aparece algo tan especial, tan emotivo y tan grande como MISS BOWEL.

Ahora hace un año de aquel día de playa en que le expliqué a mi socia lo que tenía en la cabeza…y ha sido un año INCREÍBLE

He conocido a personas únicas, inspiradoras, valientes; algunas las veréis en el calendario Crohn-Colitis 2016. He hecho entrevistas para prensa, radio y televisión y para que os voy a mentir, esto de ser famosa por un día mola! Mola mucho! He recibido montones y montones de mensajes de personas agradecidas, emocionadas, felices.

Y he trabajado mucho. Muchíiiisimo.

Y es que sacar adelante una criaturita como MISS BOWEL no ha sido tarea fácil. Es algo muy especial en lo que he puesto muchas ganas, ilusiones y sobre todo mucho esfuerzo. Muchos días me he acostado con Miss Bowel y me he levantado con Miss Bowel.

La verdad es que no pensaba que me iba a dar tanto trabajo. Es lo que nos pasa a los “frikis” soñadores, somos unos “felicianos” y nos olvidamos de la parte dura  de las cosas.

sueño

Durmiendo con Miss Bowel

Pero os cuento.

El caso es que llegó julio y cogí mis 15 maravillosos días de vacaciones y a la que quise relajarme, de golpe, sin saber como,  me di cuenta  que llevaba tantos días trabajando, niños parriba niños pabajo, fuck crohn, consultas, que si reuniones en Madrid, que saca al perro, uff la casa hecha un asco!! toca limpieza general, fuck colitis, fundas, ostomylove, proveedores, cursos, camisetas solidarias, calendario, sesiones de foto, visita a los pacientes ingresados, tengo marido?? Ah sí y familia, estate por ellos  Laura que son tu prioridad!!….pero  también tengo que escribir el artículo de la revista… Y YO???

Me había olvidado de MI, otra vez! Y es que cuando me lío no paro, una cosa tras otra.

Cuando me quise dar cuenta estaba en medio de mis ansiadas vacaciones con el mismo agotamiento que sientes cuando acabas el tratamiento con cortisona, después del subidón…hecha polvo. Me dio por observarme y había perdido bastante peso,  cosa fácil en mi, las cejas desiguales, ojeras a lo oso panda, las puntas del pelo abiertas y las uñas sin pintar con lo que me gusta pintarme las uñas en vacaciones, el resto del año no puedo, no quedaría bien en el hospital.

Realmente un asco! Estaba cansada, muy cansada y para colmo al segundo día, la muy cabrona aparece, diarrea…no puede faltar en mis momentos difíciles, es para darle más emoción.

Jo! Y ahora que?

Lloré un poco a mi marido. Pero me dijo lo que ya sabía. Te lo has buscado tú. No te cuidas. Y si no te cuidas no podrás con todo lo demás.

Lloré un poco a mi madre. Mi santa madre que nunca me falla. Me dio uno de esos abrazos reconfortantes que solo las madres sabemos dar y al día siguiente me encontraba un poquito mejor.

La verdad y fuera bromas, este agotamiento me ha hecho reflexionar. Y no puede ser. Me encanta mi trabajo y me encanta Miss Bowel, pero si no estoy bien no podré hacer nada de eso y trabajando hasta el agotamiento no lo voy a conseguir verdad??

Así que, como no hacer nada no va conmigo decidí hacerme una puesta a punto. Uñas pintadas, tratamiento para las puntas abiertas, tapaojeras, vitaminas, comer bien, de la diarrea mejor, gracias! mucha agua y DESCANSAR. Aprovechar que vivo en un pueblecito en la costa mediterránea para disfrutar de la arena y el mar y volver a leer,  me apasiona y hace mucho que no lo hacía. Leer me ayuda a desconectar. Me tranquiliza.

masnou

El Masnou, mediterráneo

Ya me siento mucho mejor, con mucha más energía y más relajada de cabeza.  Así que incluso estoy intentado encontrar eso de lo que tanto se habla “el flow” del maratón. He empezado hacer ejercicio, que es mi asignatura pendiente hace años. Se que mi cuerpo me lo agradecerá, ahora que llevo unos días con mi cabecita loca más tranquila .Y lo mejor es que todavía me quedan quince días más de vacaciones a finales de agosto.

En septiembre estaré a tope, o eso espero, pero esta vez la prioridad seré YO.

Felices vacaciones, ya os contaré!