Mi superhéroe favorito se llama Nicolás

Aprovechando que dentro de poco es el día del padre quiero dedicar la entrada de hoy al mío.

Mi padre tiene muchos nombres, Nico para la familia, Nicolás para los de la calle, chato para mi madre, yayo para mis hijos, papa para mí y mi hermano y últimamente pitufo gruñón…Y es que está un poquito gruñón y supongo que no le faltan razones, pero ver a tu superhéroe favorito con el ceño fruncido todo el día es poco divertido, papi!

922968_10153953505379131_8766717841925122016_n

Hace un poquito más de dos años, una mañana de agosto nos llamó la policía para avisarnos que habían encontrado a mi padre tirado en el suelo de su huerto, magullado y gimiendo sin sentido. Eran las 9 de la mañana del sábado y solo recuerdo que salí corriendo hacia su huerto como una loca. Al llegar estaba ya dentro de la ambulancia y de allí se lo llevaron a Can Ruti donde lo operaron de urgencia.

Tenía un aneurisma , una dilatación de una arteria en la cabeza, la había tenido desde su nacimiento pero ese 10 de agosto la arteria decidió explotar.

Antes de entrar a quirófano le quité el reloj que llevaba lleno de barro por la caída y la lucha que debió tener con la explosión de su cabeza y lo llevé conmigo hasta que él se lo  pudo volver a poner. Y sí, os lo adelanto todavía luce en su muñeca…La historia acaba bien.

El problema es que mi pitufo gruñón no es consciente de todo lo que le ha pasado, él tan solo estaba en su huerto y de golpe se despertó muchos días después en una habitación de hospital. No vivió las operaciones, los días en la UCI, los informes médicos diciéndonos que esperásemos lo peor, las arritmias, el fallo de los pulmones, los pequeños despertares y las conversaciones sin sentido, los días y días señalando las fotos de su mujer, sus hijos y sus nietos repitiéndole los nombres para que al rato ya no los recordara, por suerte no vivió todo eso. Él un buen día conectó con la realidad, se dió cuenta que estaba vivo, desorientado sin saber si era todavía un adolescente en Linares o un padre de familia en Barcelona, sin poder andar, sin apenas mover un brazo, sin poder encontrar cada una de las palabras que quería decir en el mar de sangre que se había formado en su cabeza…pero una vez más, mi padre usó sus poderes de superhéroe y volvió andar, a usar su mano derecha y volvió a trabajar duro como lo ha hecho toda su vida para salir adelante.

unnamed-9

“Papa lo has conseguido, se que tú solo ves que no eres tan fuerte como antes, quizás no, pero aún así eres más fuerte que la mayoría de las personas que conozco, cojeas un poquito, a veces la vista te marea, y puede que alguna palabra que otra se te resista, aunque reconoce que los discursos nunca han sido tu punto fuerte! Pero lo has vencido, has vencido al destino. Sigues siendo mi superhéroe favorito que está siempre ahí para ayudarme y protegerme,  a mí y también al resto, a tu chata , a tu hijo y tus nietos. Sigues siendo mi papi, el que me llevaba a hombros, el que discutía conmigo cuando quería salir, el que sufrió cuando me tocó a mi pasarlo mal en el hospital. Sigues siendo mi padre que tantas cosas buenas me ha enseñado, la generosidad, el trabajo duro, el respeto a los mayores, los chistes malos, a querer a tu familia y darlo todo por ella por encima de todo.

Así que venga, ya toca relajar el ceño y disfrutar. Cuando estabas dormido en la UCI te lo dije muchas veces pero no se si lo he vuelto hacer desde que estás despierto, así que te lo debo.

PAPA TE QUIERO