Preguntas y dudas frecuentes

Colostomía, urostomía o ileostomía, 

aquí tienes todas las respuestas

 

¿Usaré siempre la misma bolsa con la que salgo del hospital?

Lo más habitual es que te hayan dado de alta con una bolsa transparente. El motivo de que la bolsa sea transparente es para poder visualizar mejor el estoma y asegurarse que todo va bien y es correcto.

Una vez que han pasado los primeros meses, ya puedes utilizar bolsas opacas, que son mucho más discretas. Hay muchos tamaños y tipos. Junto a tu estomaterapeuta, descubrirás cual es la que más se ajusta a tus necesidades.

¿Con qué frecuencia debo cambiar mi bolsa?

Tantas veces como quieras o sea necesario. Irás adaptando el cambio de bolsa a tu rutina habitual. La mayoría de las personas lo hacen 4-5 veces al día para no tener una bolsa muy voluminosa en el abdomen.

¿El estoma duele?

En la mucosa del estoma no existen terminaciones nerviosas, por ello nunca sentirás dolor al tocarlo. No tengas miedo, lávalo, sécalo y tócalo con confianza, el estoma no es una herida.

Si crees sentir dolor seguramente será la piel de alrededor, entonces lo mejor es consultarlo con tu estomaterapeuta.

¿El estoma puede sangrar ?

El estoma es una mucosa muy vascularizada (con muchos vasos sanguíneos) y en la manipulación diaria durante la higiene, colocación y retirada del dispositivo el estoma puede sangrar, pero no hay que alarmarse por ello, normalmente el sangrado cede al dejar de tocarlo. Si no deja de sangrar o incluso si ves sangre dentro de la bolsa, entonces sí que debes consultarlo con tu estomaterapeuta.

¿Puede el estoma estar en contacto con el agua?

Evidentemente que sí. El estoma no se daña con el agua, ni hay peligro de que el agua entre en su interior. Puedes ducharte a diario con o sin bolsa. Debes realizar la higiene sin miedo. Puedes bañarte en la playa y en las piscinas, en este caso, te recomendamos que te bañes siempre con bolsa.

 ¿Es normal sentir ganas de defecar por el ano?

Después de que te realicen una ostomía, es posible sentir impulsos de defecar por la vía natural/ano. Es normal que ocurra. No debes asustarte. Sentarte en el inodoro y simular la defecación puede aliviarte. A veces se puede llegar a expulsar mucosidad.

 ¿El disco puede despegarse y tener un escape?

En general los adhesivos de los discos de las bolsas de ostomía están diseñados para que se adhieran a la piel y se mantengan bien pegados. Aun así, hay veces que se despegan. Si tienes despegues continuos y frecuentes puede ser debido a varios motivos: que no lo pegues bien, que tengas la piel húmeda, que el dispositivo no sea el más adecuado… Lo mejor es que lo consultes con tu estomaterapeuta y juntos valoréis todas las situaciones.

¿Que puedo hacer para disimular los gases y olores?

Las bolsas de ostomía llevan un filtro de carbón activo que minimiza el olor y por el que se expulsan los gases. También existen desodarantes que se pueden introducir dentro de la bolsa.

Es importante poner atención en la dieta. Conocer qué alimentos es mejor evitar para prevenir los gases y el olor, y qué alimentos se aconsejan para que ayuden a minimizar estos problemas.

¿Por qué se recomienda no ganar mucho peso?

Es normal que después de la intervención y tras liberarse de la enfermedad y los tratamientos se gane algo de peso.

Si engordas demasiado, puede ocurrir que la pared abdominal se expanda y se produzca algún cambio en el estoma (hundimiento, prolapso, hernias..). Además los pliegues en el abdomen pueden dificultar la colocación del dispositivo provocando que no se pegue correctamente y dé lugar a fugas o escapes.

¿Puedo taponar el estoma, usar el obturador o hacer la irrigación?

El uso de tapones/obturadores e irrigación sólo está indicado en el caso de colostomía descendente y/o sigmoide con un hábito regular y periódico.

El obturador y la irrigación forman parte del grupo de dispositivos continentes, esto quiere decir que si los usamos bien nos van a ayudar a recuperar el autocontrol en el momento de la evacuación. Ambos sistemas se pueden usar en conjunto o por separado.

En los estomas de una colostomía derecha, ileostomía y urostomía que son más productivos y carecen de regularidad, no se puede hacer uso de los dispositivos continentes.

Antes de usar cualquiera de estos dispositivos debes consultarlo con tu estomaterapeuta.

Si bebo menos, ¿conseguiré tener unas heces más espesas?

Algunas personas ostomizadas piensan que bebiendo menos consiguen espesar las heces o que el estoma sea menos productivo. Este es un grave error que puede tener repercusiones negativas.

En las urostomías, beber menos puede provocar mayor riesgo de cálculos al tener la orina más concentrada y provocar infección. Y en las ileostomías, beber menos, puede provocar deshidratación.

Por tanto, es muy importante beber agua y otros líquidos como infusiones.

¿Debo tener cuidado si tomo algún medicamento?

Es importante saber que la ostomía puede afectar a la absorción de algunos medicamentos. Es mejor que informes siempre  de que llevas una ostomía si has de iniciar un tratamiento nuevo. Algunos fármacos pueden producir diarreas, estreñimiento o cambios de color y olor en las heces o en la orina.

¿Podré trabajar con una ostomía?

La recuperación tras la intervención puede obligarte a permanecer durante un tiempo apartado del trabajo, pero en cuanto estés recuperado podrás volver a tu rutina de vida habitual, tanto en el trabajo como en tu vida social y familiar. Visita nuestro apartado de día a día.

¿Puedo quedarme embarazada con una ostomía?

Las mujeres en edad fértil pueden perfectamente plantearse la posibilidad de quedarse embarazadas, aunque se recomienda esperar entre 1 y 2 años tras la intervención quirúrgica.

¿Puedo practicar sexo con una ostomía?

¡Claro que sí! La sexualidad es parte de la vida de todas las personas y por lo tanto debe recuperarse lo antes posible.

Es normal que tras la cirugía necesites un tiempo para recuperarte, sentirte seguro y que  aumente tu deseo sexual, pero siguiendo algunos consejos es casi seguro que tus relaciones sexuales volverán a ser igual de satisfactorias que antes de llevar una ostomía. Te animamos a visitar nuestro apartado de vida sexual.

¿Puedo ir de viaje?

Puedes dar la vuelta al mundo si lo deseas. Llevar una ostomía no te impide viajar, compruébalo en nuestro apartado de viajes

Cuándo contactar con un profesional sanitario

Contacta con tu estomaterapeuta si:

  • El estoma huele mal, está drenando pus o está sangrando mucho.
  • El estoma está cambiando de alguna manera. Es de un color diferente, se está alargando, se ha hundido o crees tener una hernia.
  • La piel de alrededor del estoma está muy irritada.
  • Hay sangre en las heces.
  • Tienes una fiebre o sensación de escalofríos.
  • Tienes náuseas o vómitos.
  • Tienes diarreas o tus heces son más líquidas de lo habitual.
  • Tienes mucho dolor abdominal o te sientes muy inflamado.
  • Estás muy estreñido y hace horas que la bolsa no es productiva.

Comparte esta información si crees que puede ayudar a otros